Velada lírica

19.10. / 19:30 Uhr
Universitätsbibliothek, Universitätsstr. 31

Antonio Machado, Gustavo Adolfo Bécquer und Gerardo Diego

Quién conoce la ciudad, quién los nombres de los invitados aquí reunidos? Es la pregunta que uno podría hacerse a propósito de „Soria, ciudad de poetas“ como visita obligada para turistas en Espana. La exposición Soria, ciudad de poetas – Literatura y Turismo y la velada lírica que tendrá lugar en dicho marco el 19 de octubre dan la respuesta.

 Los tres poetas aquí presentados -Antonio Machado, Gustavo Adolfo Bécquer y Gerardo Diego: tres de los más destacados representantes de la lírica española pasaron una parte de su vida en Soria y su entorno. Bajo diferentes aspectos, en su obra poética se ve reflejada la ciudad, su arquitectura –caracterizada por el Románico y el Gótico–, sus paisajes a orillas del río Duero y una historia que se remonta hasta los celtíberos (Numancia).

 Para el sevillano Machado, por su matrimonio con Leonor Izquierdo y la temprana muerte de ésta, Soria era una segunda patria de vívidos y vividos recuerdos, a la que le dedicó un monumento en Campos de Castilla, que ha llegado a ser una canción de amor a sus gentes, paisaje e historia.

A Gustavo Adolfo Bécquer, que pasó largas fases de su corta vida en el cercano monasterio cisterciense y secularizado de Veruela, Soria, sus alrededores y su legendario mundo le proporcionaron el material para sus famosas Leyendas. Su relación con los paisajes de Castilla es, en comparación con Machado, más ambivalente. Lo mismo se puede decir de aquellos poemas de su obra lírica Rimas en los que el pasado de Castilla se poetiza como una inscripción grabada en una roca, pero que al mismo tiempo tambien se puede ver como opresiva petrificación.

Para Gerardo Diego, miembro de la Generación del 27 (a la que también pertenecía Federico García Lorca), Soria será, por una parte, lugar de reflexión sobre la extraordinaria trascendencia de sus dos poetas predecesores; pero, por otra parte, también lugar de retiro del mundo real y de refugio en el estético, en el cual Soria y su entorno tan solo aparecen como clave para una experiencia interior del mundo. Los poemas se recitarán en espanol y alemán (en la traducción de Christiane Busl), acompanados musicalmente y con pequenos comentarios introductorios.